INversion EN POZO:

Una oportunidad única en el mercado inmobiliario

La ciudad de Córdoba se encuentra en constante evolución, y con ella, el mercado inmobiliario. En este contexto, invertir en pozo se presenta como una estrategia inteligente y lucrativa para aquellos que buscan participar en el desarrollo de proyectos inmobiliarios. En este artículo, exploraremos los múltiples beneficios que ofrece esta modalidad de inversión. 

¿Qué son las inversiones en pozo? 

Las inversiones en pozo se refieren a la adquisición de una propiedad antes de que la construcción esté completa. En lugar de comprar una vivienda ya construida a estrenar, los inversores comprometen su capital en las etapas iniciales de un proyecto inmobiliario, cuando el edificio aún está en la fase de planificación o construcción. 

Al optar por invertir en pozo, los compradores se benefician de una serie de ventajas financieras y estratégicas.  

Invertir en pozo

Beneficios de invertir en pozo:

  1. Precios atractivos:

Invertir en una propiedad en construcción permite acceder a precios más atractivos en comparación con propiedades ya finalizadas. Al involucrarse en las primeras etapas del proyecto, los inversionistas pueden aprovechar descuentos y condiciones preferenciales. 

  1. Plusvalía a largo plazo:

Los proyectos inmobiliarios tienden a aumentar su valor a medida que se acercan a la finalización. Invertir en pozo brinda la oportunidad de beneficiarse de la plusvalía generada durante la construcción y después de la entrega, generando potenciales ganancias a largo plazo. 

  1. Flexibilidad en el diseño:

Invertir en pozo permite a los compradores tener cierta influencia en la personalización de su futura propiedad. Pueden participar en decisiones de diseño y acabados, creando un espacio que se adapte a sus gustos y necesidades. 

  1. Financiamiento facilitado:

Muchos desarrolladores ofrecen esquemas de financiamiento atractivos para aquellos que invierten en pozo. Esto puede incluir pagos a plazos, lo que facilita la gestión financiera y reduce la presión sobre el inversionista. 

  1. No se generan gastos de mantenimiento

Mientras dura la etapa de construcción, la inversión crece y no se generan gastos extra de mantenimiento, expensas e impuestos. 

Rode desarrollos beneficios de invertir en pozo
  1. Rentabilidad a corto plazo:

Una vez finalizado el proyecto, la propiedad puede destinarse al mercado de alquiler, generando ingresos para el inversor. La creciente demanda de viviendas asegura una alta tasa de ocupación y rendimiento para aquellos que deciden alquilar sus propiedades. 

Invertir en pozo no solo representa una oportunidad financiera sólida, sino que también implica participar activamente en el crecimiento y desarrollo de la ciudad. Con precios atractivos, plusvalía a largo plazo y flexibilidad en el diseño, esta modalidad de inversión se posiciona como una elección inteligente para aquellos que buscan maximizar su retorno en el mercado inmobiliario cordobés. 

RODE posee la experiencia y la responsabilidad necesaria para asesorarte en tu próxima inversión en pozo.

Contactanos, uno de nuestros profesionales podrá ayudarte